Since its replica watches, the replica bags has attracted many hermes replica , including replica gucci .the replica hermes family and the Roman bishop.
M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Historia

El toque inglés: oporto y tabaco


Por el cine, sabemos que los ingleses, por lo menos hasta la Gran Guerra, consideraban de buena educación no fumar
delante de las damas. Cuando terminaba la comida los caballeros se retiraban a otro salón, donde encendían sus pipas,
cigarros o cigarrillos mientras tomaban una o varias copas de oporto.

La relación de los ingleses con el oporto es vieja. A principios del siglo dieciocho (el tratado de Methuen, 1703, dio a Porto el monopolio del comercio de vinos con Inglaterra), se aficionaron a los vinos portugueses. Como viajaban mal, se comenzó a "fortificarlos" agregándoles aguardiente, para que resistieran los embates del mar. Como este agregado interrumpía la fermentación, quedaba una importante cantidad de azúcar residual, pero el resultado les gustó y redoblaron su afición.

Por supuesto, detrás del gusto llegó el comercio, y los importadores ingleses se convirtieron en exportadores portugueses: aproximadamente la mitad de los depósitos de toneles en donde se añeja el oporto, en la desembocadura del río Duero, son de firmas ánglicas; también muchas quintas (viñedos y bodegas), sin contar su decisiva influencia en la evolución de los estilos de este vino. Ésta se nota en la denominación de las variedades de oporto: el joven ruby, el más añejado tawny, los grandes vintage, más otros nombres que aparecen en las etiquetas, oíd tawny, late bottled vintage, crusted, single, white (el único más conocido como "blanco"), dry y otros. Sin contar las propias marcas, entre las que abundan las británicas.

Port es ampliamente copiada en Sudáfrica, Australia, California, Argentina... En algunas partes se autoriza el uso de la denominación aclarando su verdadero origen, caso Californian Port.
Pero ninguno será igual al oporto o porto original, ya que su "secreto" nace en la propia tierra madre, rica en esquistopizarra, castigada por un violento sol en verano y un frío glacial en invierno. Eso le da a más de veinte variedades de uvas tintas y blancas que allí se desarrollan (touriga, bastardo, mourisca, tinta francisca, tinta cao, verdelho, malvasia, rabigato, etc.) características especiales que, al unirse (no hay oportos "varietales") producen ese vino tan especial.
Aunque la fiesta de la vendimia incluye la tradicional pisada a pata de las uvas, lo cierto es que la tecnología llegó para instalarse. Pero el rito continúa: cuando la fermentación aún deja unos 80 o más gramos de azúcar sin convertir en alcohol, se le agrega 20 por ciento del volumen de aguardiente o brandy, con lo cual se logra que la graduación alcohólica del vino final sea de 18 a 20 grados.

Una vez listos, los jóvenes vinos se colocan en toneles de roble de unos 600 litros y se envían desde las bodegas a Porto, en realidad a Vila Nova de Gaia, enfrente, en la otra orilla de la desembocadura del río Duero, en donde están los depósitos de añejamiento. El vino se deja normalmente unos tres años y luego se embotella. La mayoría son fruto de cortes de diversas cosechas, pero otros son de una sola cosecha y, en ese caso, se los añeja siete años mínimo y pueden llevar el año en su etiqueta. Sin duda el vintage es el de más alta calidad, fruto de una cosecha de esas que hacen época



Fuente: Fernando Vidal Buzzi
Link relacionado
Agregar esta nota en Añadir esta página a favoritos e Google..Añadir esta página a favoritos e Yahoo Añadir esta página a favoritos e Ask Añadir esta página a  Meneame Añadir esta página a  Fresqui Añadir esta página a  Enchilame Añadir esta página a  Delicius Añadir esta página a  Digg Añadir esta página a  Technorati
DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
No hay comentarios
separador