M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Salud

Los cerales y las fibras son los reyes del desayuno


Las fibras retienen mejor los líquidos y ayudan a corregir el estreñimiento, conociéndose actualmente toda una serie de beneficios adicionales que les han brindado un lugar de privilegio en la prescripción de prácticamente toda dieta racional.

El Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos recomienda muy enfáticamente la inclusión de generosas cantidades de fibra en la alimentación normal. A su vez, el Departamento de Agricultura de ese país transmite textualmente el siguiente mensaje: «El consumo de alimentos ricos en fibras logra reducir los síntomas de la constipación, la diverticulosis y diversos tipos habituales de irritación intestinal». Además, existe la preocupación de que las dietas bajas en contenido de fibras puedan aumentar el riesgo de desarrollar el temible cáncer de colon.
Hacer del desayuno una comida «tomada en serio» obliga a considerar a los cereales como elementos dignos de presidir la mesa en ese momento crucial del día.

La mayoría contienen elevados valores de vitaminas del grupo B, permiten incorporar proteínas vegetales que complementan a las de origen animal, son ricos en una vitamina hoy muy revalorizada por su actividad antioxidante -la E-, y aportan cantidades significativas de sales minerales y oligoelementos imprescindibles para el adecuado cumplimiento de diversos procesos metabólicos.

Una situación especial se da en los deportistas, que conocen a la perfección la importancia de un desayuno bien provisto de cereales. Los glúcidos complejos que contienen elevan en forma moderada los niveles del azúcar en la sangre y acrecientan sus reservas en la musculatura, lo que permite enfrentar airosamente y sin claudicación los esfuerzos físicos intensos.
La incorporación de cereales al desayuno habitual -ése que por definición debe ser sustancioso-constituye en no pocos países una costumbre arraigada, observándose por otra parte una clara tendencia mundial hacia el crecimiento de su consumo. En el concepto de un gran número de especialistas, las particulares propiedades de los cereales se constituyen en verdaderos garantes de un correcto equilibrio alimentario.

Y no cabe duda que su incorporación en el desayuno se produce en el momento más propicio para un aprovechamiento integral, por su mejor absorción y metabolización.
La sabiduría popular, infalible como pocas, aconseja desde hace años «desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo». Y cifra en ese consejo la base hoy ampliamente fundamentada del bienestar del cuerpo y la mente.

La información contenida en este articulo tiene una función meramente informativa. Ante cualquier duda consulte a su medico o terapeuta .
Fuente: Magazin
Link relacionado
Agregar esta nota en Añadir esta página a favoritos e Google..Añadir esta página a favoritos e Yahoo Añadir esta página a favoritos e Ask Añadir esta página a  Meneame Añadir esta página a  Fresqui Añadir esta página a  Enchilame Añadir esta página a  Delicius Añadir esta página a  Digg Añadir esta página a  Technorati
DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
No hay comentarios
separador