M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Estetica

Limpieza dental: ¿Cada cuánto hay que ir al dentista?


¿Cada cuánto hay que ir al dentista para realizarse una limpieza dental? Es inevitable pensar esto y fastidiarse. Principalmente, porque es imposible evitar sacarse de la cabeza que el tiempo que se pasa en el consultorio se lo puede destinar en estar con la pareja, estudiando, mirando la televisión, etc. Incluso, a pesar de que se sepa la importancia de ir y de hacerlo sólo pocas veces.

 

De todas maneras, llegado ese punto, ya se odia al odontólogo y se llega a proponerse ser la persona que mejor se va a lavar los dientes en el planeta con tal de evitar esta situación. Como se podrá apreciar, este interrogante precisa una respuesta.

 

¿Qué es la limpieza dental profesional?

 

La limpieza dental profesional, conocida también como profilaxis, es aquella técnica que se caracteriza por el lavado de toda la boca que realiza el dentista en su consultorio odontológico. A partir de instrumentos especializados, el profesional se encarga de remover la placa bacteriana en dientes y encías para obtener una sonrisa más blanca y saludable.

 

¿Cada cuánto hay que ir al dentista para una limpieza dental?



Los odontólogos sugieren que lo más recomendable para el correcto cuidado de los dientes es ir al dentista como mínimo dos veces al año, es decir una vez cada seis meses.

De todas maneras, es importante destacar que la visita al consultorio odontológico para una limpieza dental profesional no resuelve mágicamente los problemas de salud en la boca. Más importante aún es mantener una excelente higiene de toda la boca, no sólo de la dentadura, de manera de evitar al máximo la acumulación de placa bacteriana.



¿En qué consiste la limpieza dental profesional?

 

Cada odontólogo puede contar con cierta experiencia, capacidades y tener un determinado equipo tecnológico para quitar la placa bacteriana que se acumula en dientes y encías.

 

De todos modos, para tranquilizar a aquellas personas que se fastidian con la idea de ir al dentista y dedicarle muchas horas, por lo general la limpieza dental no difiere demasiado y consiste en cuatro pasos básicos que se hacen en una sola sesión y de manera muy rápida.

 

  1. En un primer paso, el dentista utiliza un cavitador ultrasónico. Este cavitador es una herramienta que se caracteriza por estar refrigerado con agua fría y presentar una punta de vibrado rápido. De esta manera, se remueve el sarro y los restos de comida que quedan alojados entre las encías y los dientes.



  1. Acto seguido, se pule a los dientes para eliminar todas las manchas que poseen. Con el objetivo de obtener mejores resultados, se utiliza una pasta abrasiva que devuelve a dichas piezas dentarias su color original.



  1. El tercer momento consiste en el tratamiento específico de la placa bacteriana que pueda llegar a existir en las encías. Para ello, se utiliza un sistema que dispara un líquido a base de bicarbonato de sodio a presión. La fuerza de este líquido va deshaciendo la placa bacteriana hasta que la remueve por completo.



  1. Finalmente, el odontólogo procede a la aplicación de flúor en las piezas dentales. De todas maneras, este paso suele llevarse a cabo en casos especiales o en niños que lo necesiten.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. Ante cualquier duda consulte a su médico o terapeuta.
Fuente: madein 3.0

DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
avatar
majo ferreira
Paraguay

Wink

separador
flechita
Suscribite
Dejanos tu e-mail para enviarte newsletters con novedades de implantes dentales.