M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Tecnología

Caracteristicas de los Dermocosmeticos


La recetan los dermatólogos, ocupa cada vez más espacio en las farmacias, las marcas se multiplican y la especificidad de los productos también. "La dermofarmacia", afirma el doctor José Luis Cisneros Vela, dermatólogo barcelonés, "ofrece a los médicos fiabilidad a la hora de recetarla, porque se fabrica en laboratorios que conocemos y porque la fórmula aparece especificada en el producto. "Es decir", agrega el médico, "sabemos lo que recetamos detalladamente, porque conocemos las proporciones de los activos que intervienen en la fórmula. Por otro lado, estos datos nos permiten calcular la capacidad de reacción de la paciente ante el producto en cuanto a intolerancias y alergias epidérmicas se refiere". Dato importante este último porque él o la paciente que acuden a un dermatólogo llevan muy a menudo un problema de sensibilidad en la piel.

Los cosméticos de farmacia, como los que actualmente se adquieren en perfumerías, pasan por el registro del Ministerio de Sanidad y Consumo. Pero los primeros, además, atraviesan otro examen legal: presentar un informe de la fórmula que sale al mercado ante el Consejo Superior del Colegio de Farmacéuticos. La mayoría de estos productos llevan la etiqueta de hipoa-lergenicidad, es decir, mínima capacidad para provocar alergias los envasados se caracterizan por la sencillez de presentación, ocupando un segundo lugar frente a la importancia de la calidad, lo que abarata el coste del producto; las fórmulas aparecen con cierto detalle en los prospectos; carecen de perfume o llevan perfumes hipoalergénicos; algunas marcas —Roe, por ejemplo— ponen fecha de caducidad en el producto.

"Estas sustancias se elaboran con el mismo criterio científico, la misma tecnología, el mismo proceso de formulación y los mismos ensayos clínicos que un medicamento", afirma Concha Palacios, farmacéutica que trabaja para los laboratorios Pierre Fabré, una marca de dermofarma-cia francesa que distribuye sus productos en España. Por eso, otra marca de estas características, Yuth, asegura que "en un producto cosmético de farmacia la fórmula está por encima de todo. Todos los principios activos utilizados están apoyados en múltiples ensayos de eficacia. La consumidora de farmacia posee, generalmente, una piel sensible y demanda la seguridad de un cosmético".
José Montero Querol, farmacéutico de la firma Lambda, asegura que "el alto nivel científico que exige la farmacia obliga a los laboratorios a fabricar productos con una acción fundamentada en experiencias de evaluación de propiedades analíticas y clínicas, que demuestren que el beneficio que promete su cosmético es realmente cierto y no se queda en sutil y bella fantasía. Un ejemplo lo tenemos en los famosos liposomas", agrega el especialista, "un vehículo cosmético de grandes posibilidades que hasta ahora sólo se había utilizado como gancho de novedad tecnológica, olvidando que lo importante no era el excipiente —el liposo-ma—, sino el principio activo que fuera capaz de transportarlo al interior de la piel. Hoy, la cosmética de farmacia ofrece esta posibilidad con productos cuyos liposomas trasladan vitamina A, complejos hidratantes, reestructurantes, etcétera...". La investigación es la base de toda la cosmética, farmacéutica o no.

Se ha pasado del efecto placebo a la búsqueda del resultado patente. Vichy, una firma que cumple este año su 30° aniversario en el mercado español, dedica entre cuatro y cinco años como promedio al estudio y creación de un cosmético. Incluso uno de sus productos más hidratantes —y con una consumidora fiel—, la crema facial Equalia, tardó 20 años en salir al mercado. Como los medicamentos, los productos de esta firma llevan impreso el número de lote y la fecha de fabricación. Existe un personaje protagonista en el proceso de venta: el farmacéutico, a quien las firmas de dermo-farmacia dedican un cuidado especial, a través de seminarios e información ampliada sobre el producto que tiene que vender. De hecho, si se observan las farmacias francesas —y algunas españolas—, la cosmética ocupa un primer plano, convirtiendo al establecimiento de medicamentos en una boutique de belleza, gracias al espacio ocupado por la publicidad y los primeros planos que ocupan los productos.


Fuente: Rosa González

DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
No hay comentarios
separador
flechita
Suscribite
Dejanos tu e-mail para enviarte newsletters con novedades de implantes dentales.