M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Educación

La ley del Karma


Breve, lacónica e incuestionable es la ley que, apenas cambiando una palabra a la célebre fórmula vital del filósofo Descartes, describe el dogma vertebral de la fe budista, resumida en cuatro verdades sagradas: toda existencia lleva consigo el sufrimiento; el sufrimiento es el resultado de deseos y codicia que lo llevan a uno a encarnarse una y otra vez; el sufrimiento puede ser anulado desechando estos deseos y codicia; la receta para lograr esa anulación es cumplir con todas las enseñanzas de la doctrina budista (Dhar-ma). Así se logrará desarrollar positivamente el karma -todo lo que se piensa y se hace a través de todas las vidas- hasta poder acabar con el ciclo del sufrimiento.

La vida es una rueda, la muerte una pausa. Una pausa que también es vida, pero diferente. Lostibetanos la llaman bardo. La muerte, entonces, es pausa: un recreo indispensable del ser antes de ser reseteado para volver, pletórico de nuevas oportunidades, a encarnarse en un cuerpo joven. Así, la próxima vida será más aliviada. De eso se trata la ley del karma, una especie de "compensación moral retributiva" que puede traducirse como "soy dueño y heredero de mis actos". Bajo su Imperio el arrepentimiento no borra los resultados de las malas acciones, sólo sirve para corregir conductas futuras. El que las hace las paga, aunque en esto le vayan miles de años. Porque la salvación, claro, es individual. Jamás colectiva. No hay autoridad central que dicte una interpretación oficial de la doctrina, pues sus propios contenidos la rechazan. Toda práctica religiosa se limitará a desarrollar técnicas para limpiar los egoísmos y las bajezas que bloquean la visión interior, esa que logró el maestro en el momento de su Iluminación.



Fuente: Nacion Revista
Link relacionado
DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
No hay comentarios
separador