M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Tecnología

Ecografias Para Ver El Bebe


La ecografía es un estudio médico que se recomienda a las embarazadas en cada trimestre del embarazo, para controlar el desarrollo del bebé. Es un procedimiento totalmente inofensivo e indoloro, sin contraindicaciones ni efectos secundarios para la mamá ni para su hijo, por lo que puede ser utilizado tantas veces como se quiera.


Es el primer contacto que una madre puede tomar con su bebé, ya que la ecografía permite no sólo verlo, sino escuchar sus latidos ya desde la sexta o séptima semana de gestación, es decir, mucho antes de que pueda sentir los movimientos del bebé.
La ecografía se usa para confirmar el embarazo, la ubicación intra o extrauterina, para controlar si el bebé se está desarrollando normalmente, estimar su peso, conocer su sexo y precisar el lugar en el que se encuentra alojado en la placenta. Además, con este estudio se puede ir controlando el crecimiento cefálico, del fémur, el desarrollo abdominal y la actividad cardiaca.
Aunque no hay límites para la cantidad de ecografías que una madre puede realizarse durante su embarazo, ya que está probado científicamente que no tiene contraindicación alguna, se recomiendan al menos tres de estos estudios durante un embarazo normal.

Así, es bueno hacerse la primera ecografía entre las 6 y 12 semanas, para confirmar el embarazo, establecer la fecha del mismo, si hay más de un bebé, y controlar la estructura de la placenta, examinar el útero y la anatomía de la pelvis.
Se recomienda la segunda entre las 16 y las 20 semanas, para ver con mayor detalle la anatomía del feto, si existe algún tipo de malformación (como por ejemplo espina bífida, hidrocefalia); en esta instancia se pueden observar el comportamiento y la actividad fetal, se mide la cantidad de líquido amniótico y el flujo sanguíneo.


Por último, la tercera, luego de las 32 semanas, es indicada para controlar el crecimiento fetal; se evalúa desde la cantidad de líquido amniótico hasta la posición del feto.
Además de todos estos datos importantes para conocer el estado de salud y crecimiento del bebé, ahora la tecnología acerca algo más: la realización de ecografías en 4D. Este estudio permite ver en detalle el rostro del bebé, cualquier parte de su cuerpo, su piel e, incluso, hasta sus rasgos distintivos. Mediante una reconstrucción digital de imágenes, se forma una sola, en tiempo real, que permite ver mejor el cuerpo, los movimientos y hasta la piel. Se puede realizar en cualquier etapa del embarazo; entre las semanas 24 y 33 se logran ver con muchísima claridad rasgos de la cara,
expresiones faciales, movimientos de brazos y piernas, e, incluso, descartar malformaciones del rostro y de la boca. Este estudio, de última generación y accesible desde el punto de vista económico, es recomendable como complemento de los exámenes ecográficos tradicionales, porque perfecciona el diagnóstico.


La información contenida en este articulo tiene una función meramente informativa. Ante cualquier duda consulte a su medico o terapeuta .
Fuente: Caras Dr. Claudio Bruno
Link relacionado
DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
No hay comentarios
separador