M  A  D  E     I  N    W  E  B  |  
Tecnología

La Historia De Un Tecnopreneur


En las vísperas de la Navidad de 1947, dos científicos de los laboratorios Bell descubren el principio rector del mi-crqchip y así nace la era digital. Una verdadera revolución que transforma el fin de nuestro siglo tanto como lo hizo la revolución industrial en el anterior. Hoy estamos invadidos por estos microchips que valen tanto como un clip de papel y se esconden en todos lados. Con sólo buscar un poco podemos encontrarlos en los lugares menos pensados, desde el interior de una tarjeta de teléfono hasta la cabina de un Boeing 747. Desde entonces, estos dispositivos con forma de cucaracha se convirtieron en el motor de una industria que supera a la automotriz.

Una decisión difícil Andrew Steven Grove, CEO de Intel, fue distinguido por la revista Time como el empresario del año por ser el mayor responsable del fascinante crecimiento del mi-crochip. Nació en Budapest en 1936, se recibió de Ingeniero Químico en Nueva York a los 24 años y obtuvo su Ph.D. en Berkeley a los 27. Cuando tuvo que elegir su primer trabajo se enfrentó a una difícil decisión: trabajar para los laboratorios Bell, donde en ese momento se manejaba la última tecnología, o seguir a Gordon Moore en la pequeña compañía Fairchild Semiconductor. Para decidirlo puso en consideración otras variables, además del renombre de cada una de las empresas. Tuvo en cuenta el tipo de trabajo que iba a realizar, o el hecho de saber qué tan interesados en él estaban.
Se decidió por Fairchild Semiconductor, donde pudo consolidarse como profesional. En 1968 fundó Intel junto a Moore, e hicieron realidad la ley de su cofundador, que dice que en un plazo de 18 a 24 meses los microchips duplican su capacidad de procesamiento y abaratan su costo a la mitad. Actualmente, el 90% de las PC del planeta llevan en su interior un procesador Intel, una empresa que vende anualmente 5.100 millones, y cuyas acciones se cotizan en 115.000 millones (aun más que IBM) y mantiene en los últimos 10 años un retorno de la inversión del 44%. Otro gran entrepreneur famoso, Bill Gates, fundó su imperio desarrollando un software que se basa en los procesadores Intel.
¿a revolución digital

En sus propias palabras Grove llama "puntos de inflexión estratégicos" a sucesos tales como la invención de la imprenta por Gutenberg o la Declaración de los Derechos Humanos. El microchip, siguiendo la misma línea, es un avance que da lugar a una nueva economía y su impacto en los números de productividad y crecimiento todavía se discute, aunque ya nadie duda que cambió la manera en que trabajamos y vivimos. Según él, "la tecnología sucede, no es ni buena ni mala, ¿o acaso el acero es bueno o malo?". Una mala elección en una industria tan cambiante como la informática se paga muy caro, a veces con la quiebra, lo que hace imprescindible vivir pendiente de la competencia y de las amenazas, tal vez manteniendo una actitud que parezca paranoica para poder detectar estos puntos críticos.

Para todos aquellos que quieren empezar un nuevo negocio en esta industria, Grove piensa que concentrarse en crear una marca es un objetivo erróneo y que si uno se obsesiona con ello posiblemente termine fracasando, luego de tomar una cantidad de decisiones erróneas. Lo que él aconseja es buscar aquel nicho en el que sea posible realizar la mayor contribución y ésta depende de: tener bien en claro las propias aptitudes y las cosas que realmente te apasionen. Sólo eligiendo aquella ocupación que te apasione vas a poder rendir al máximo. La marca vendrá más tarde.


Fuente: Revista Mañana
Link relacionado
DEJE SU COMENTARIO
flechita
separador
No hay comentarios
separador